lunes, 11 de junio de 2007

Tizona


El titular podría haber sido "El Sr. Marqués de Falces hace caja". Sin embargo, el periodista del diario El Mundo, es mucho más políticamente correcto.
La secuencia de hechos es la que sigue. La espada del Cid está depositada en el Museo del Ejército desde hace 60 años, y su dueño pretende que pase a ser propiedad del mismo por la cantidad de 1,5 millones de euros. Durante el periodo de regateo de esta cantidad, se adelanta la Junta de Castilla y León y ofrece al propietario 1,6 por lo que la venta se realiza a esta otra administración autonómica.
Al conocerse la noticia la ministra de Cultura, que era la que había iniciado las conversaciones en nombre del Museo del Ejército, sufre lo que técnicamente podría denominarse un
ataque de cuernos. Manifiesta que se trata de un "falso histórico" y que ellos no quisieron pagar las cantidades barajadas al existir razonables dudas de que esa espada fuera realmente la que usara el Cid.

Personalmente no había dado crédito a esta opinión... hasta que vi las fotos que se adjuntan al reportaje. La casa en la que posa el Sr. Marqués tiene apariencia de falsa de toda falsedad. Ni la chimenea parece una auténtica chimenea, ni el sillón de sky es digno de amueblar el salón de un título de Castilla.
Sólo una idea nos podría reconfortar en todo este dislate: que el Sr. Marqués de Falces emplee parte de ese millón y medio de euros en amueblamiento y dignidad de su casa.
Respecto a si fue esta o no la espada que realmente blandiera el Cid sólo una cosa es evidente; si fue así lo hizo a dos manos, tal es la envergadura del arma.





Imagen: La "Tizona". Foto del Museo de Ejército.

1 comentario:

Terzio dijo...

Esa minis tan re-puta-dísima, se merece tales cuernos, que le pegan mucho.

Si la muy imbécil se permite ella misma dudar sobre el valor/la autenticidad de piezas que se estiman entre lo histórico y lo legendario de nuestro patrimonio, merece que le den un mandoblazo con la tizona y la manden a su Cabra natal, de donde la cabrona nunca debió salir.

Del "noble", ¿qué quieres que te diga?. Así llevan siglos, vendiendo honra para pagarse vicios.

La Tizona del Cid estaría super-valorada en otro cualquier sitio que no fuera España, donde gobiernan los que se avergüenzan del Cid. Esas espadas eran así; montantes o mandobles, se manejaban con las dos manos y eran armas del tiempo de aquellos formidables hombres de batalla. Una pieza de Museo por la que se batiría cualquier ministro de cultura.

(Una cosa seria como la cultura ¿puede dejarse en manos de una hembra?).

+T. más misógino que ayer, pero menos que mañana.