martes, 23 de diciembre de 2008

Le spleen de Paris

"Todo estaba trillado en los caminos de la poesía. Lamartine había cogido los "cielos", Victor Hugo la "tierra". Laprade cogió los bosques. Musset la pasión y la orgía deslumbradora. Otros tomaron el hogar, la vida rural, etc. Teófilo Gautier acaparó España y sus vivos colores. ¿Qué quedaba? Lo que Baudelaire cogió. Le era forzoso." (Charles Augustin Sainte-Beuve en 1857.)
César González-Ruano. BAUDELAIRE. 4ª Ed. Espasa Calpe. Madrid 1958. (Pag. 158)

La medida exacta del autor de Les Fleurs du mal nos la da este crítico, Sainte-Beuve, que habría acabado antes diciendo que Baudelaire viene a ser -antes incluso que Rimbaud- el que rompe la baraja.
Todo parece ser producto de una sola palabra: tedio, que puede considerarse el octavo pecado capital y del que biógrafo y biografiado parecen ser ejemplares conocedores. A pesar de que González-Ruano a partir de cierto momento establece un paralelismo entre Baudelaire y Edgar A. Poe, parece claro que las concomitancias son más evidentes con él mismo, empezando por la cosa familiar.

Hace unos meses nos sorprendió que reeditaran esta obra en Backlist del Grupo Planeta, pero yo ya había conseguido esta edición de Austral.
Ejemplar archiusado de 50 años, por lo que es muy posible que lo hayan leído varias generaciones de melancólicos/tediosos de la capital. Es lo que vendría a llamarse Le spleen de Madrid.






7 comentarios:

ONDA dijo...

Reediciones siempre necesarias.

Un abrazo con el deseo de leer algo del biografiado.

Joaquín dijo...

Vaya, vaya, un austral de esos vale un potosí.

Olga B. dijo...

Entre caminos trillados, flores del tedio:
"Y hundiré mi cabeza sedienta de embriaguez
En ese negro océano, donde se encierra el otro"
Mucho cuidado hay que tener con el spleen,pero un libro así merece una lectura muy melancólica:-)
Saludos.

Javier dijo...

Si tengo tiempo, colgaré algo del "esplín" de los bohemios españoles... si tengo tiempo...

Un saludo y feliz Navidad

enrique dijo...

La magia de los libros comprados en librerías de viejo o de lance...

JL Martínez Hens dijo...

Hoy he estado en una tienda de libros y he estado coqueteando con cuatro. Una edición normalita de poesías de Rimbaud y otra de bolsillo de los cuentos de Poe (también había dos tomos de Galaxia Gutemberg ilustrados), dos ediciones ilustradas por un belga, una de Verlaine y la otra de Las flores del mal. Al final me quedé con la ilustrada de Verlaine pero más que nada porque era el maestro de Alejandro Sawa, el bohemio español por excelencia que inspiró el personaje de Max Estrella. Hace algo más de un mes fui al programa de Canal Sur 2 como crítico de la biografía de Sawa y lo ponen este Domingo a las 19 horas. Si no puedes pillarlo ya te daré el enlace para que lo veas por Internet. Creo que ese personaje te gustaría mucho.

Alfaraz dijo...

Conclusión:
Bibliofilia y Baudelaire, dos vicios muy recomendables.

.