lunes, 1 de junio de 2009

Bibesco Vs. Azaña


«25 de Febrero de 1933

Descansamos una hora en casa para reponernos y luego vestirnos para asistir a una comida soi-disant, íntima, en la mansión de los príncipes Bibesco, ministros de Rumanía. Se trata de la celebración del cumpleaños de Elisabeth -la princesa- escritora, hija de quien fue egregio hombre de Estado británico -jefe del partido liberal- Herbert H. Asquith. Dama interesante; en extremo original, artista, inteligente, cultísima... pero inquietante por cuanto dice siempre lo que piensa y siente, aunque sean barbaridades, lo que crea a menudo situaciones incómodas y aun engorrosas.
Es "comida íntima" a la que hay que asistir de frac porque estará presente el jefe del Gobierno, señor don Manuel Azaña. [.../...]
Elisabeth, durante la cena, se dirige al señor Azaña y le dice cosas inconcebibles. Le habla "de sus catalanes", de "su dictadura", de los "hombres infelices" que lo sostienen. Le escuchamos helados.
El jefe del Gobierno republicano no se arruga ni se conmueve; permanece impasible e inmutable, sonriendo levemente, como quien no se da por aludido. »

Carlos Morla Lynch. EN ESPAÑA CON FEDERICO GARCÍA LORCA. Ed. Renacimiento 2008.

De Elisabeth Asquith, princesa Bibesco por su siempre precario matrimonio, nos dio buena cuenta Petón en aquella otra curiosidad bibliográfica, pero aquí Carlos Morla nos ofrece su valiosa impresión de primera mano. Claro que también dice bastante de Azaña, a quien volveremos más tarde.
Las fotografías, proceden respectivamente de las colecciones de la revista Life y de la National Portrait Gallery en Londres











2 comentarios:

Angelus dijo...

Me encanta el sabor rancio de estas últimas entradas y los textos que los acompañan: me retrotraen a mi niñez y a esas fotos sepia que mi madre guardaba en una caja de metal.

Saludos.

JL Martínez Hens dijo...

Son divertidas esas situaciones donde se mete la pata hasta el corbejón pero que al que lo hace le da practicamente igual. Tengo una amiga que es así y estar con ella es la bomba.