domingo, 13 de diciembre de 2009

El tiempo metafísico


Salvador Dalí
decía de sí mismo —probablemente un dalinismo más— que se tenía por mejor escritor que pintor, y recordaba eso ayer cuando nos presentaron los cuadros, diseños y viñetas del más conocido como compositor e intérprete Carlos Berlanga. Su muy popular faceta musical ha sumergido todo este gabinete de curiosidades que emerge ahora con motivo de los cincuenta años que hubiera cumplido ahora.

Desde los cuadros iniciales que que remiten al primer Pérez Villalta hasta los diseños de portadas de discos, me parecen recuperables las viñetas semanales que publicaba en el diario ABC a mediados de los 80 y que suponen una crítica al propio ambiente de modernidad, tan de la época, de la que él mismo formaba parte.
Todo esto tuvimos la suerte de que nos lo contara ayer Pablo Sycet, que además de comisario de la muestra, fue amigo de Carlos Berlanga y ahora contumaz rastreador de sus papeles pintados. Nos los enseñan en el Complejo El Águila hasta el 7 de Marzo de 2010 con un título que ya es una declaración de intenciones Viaje alrededor de Carlos Berlanga.

El retrato (detalle) es de Alberto García-Alix, 1982.



.

4 comentarios:

enrique dijo...

Sin duda uno de los más brillantes entre la habitual mediocridad de la santificada "movida".
Esa movida ahora mitificada y que la mayoría de la veces era mero aparato y artificio. Eso si, mucho glamour y muchas drogas.

Berlanga, los hermanos Auserón o mi querido Antonio Vega si que fueron grandes.

Barrister José Luis Martínez Hens dijo...

Tengo que pasarte las fotos del Museo. Hay varias de Dalí, aunque soy un desastre de la fotografía.

Olga B. dijo...

Todas las "movidas" dan sólo unos pocos genios y llevan mucha gente alrededor. De lo contrario no son ni movidas ni movimientos A mí me parece que dio unos cuantos frutos muy interesantes. Ni tan maravillosa como se dijo durante una temporada ni tan defenestrada como está ahora. Yo creo que la frivolidad, el glamour de pacotilla, las drogas, el aparato y el artificio formaban parte de su autenticidad. Se pasó directamente de hablar de libertad a ejercerla. De Jarcha y los barbudos a Kaka de Luxe, La mode y Radio Futura. Yo tentía doce o trece años y algunos me dejaron encandilada. Si alguna culpa tuvieron, yo creo que la pagaron. La movida tenía que pasar. Me gusta mucho recordarlos y redescubrirlos.

Alfaraz dijo...

De lo que quedó de todo aquello, lo que nos enseñan aquí es parte de lo que merece revisitarse.
Aunque sea como una curiosidad, a no confundir con fatuidad.


.