jueves, 9 de julio de 2009

Duchamp en Sevilla


De la relación de Marcel Duchamp con España conocíamos las visitas a Cadaqués, donde es invitado por Dalí y que en los últimos diez años de su vida convierte en su residencia de vacaciones. Allí idea y realiza su tríptico de la muerte, que la profesora Pilar Parcerisas analiza en su recomendable opúsculo Duchamp en España.
Cada pequeño detalle de cada elemento de su obra tiene un origen justificado que le aporta un significado sustancioso; hay veces que hacen alusión a algún elemento local y otras representan una evocación personal, pero no hay puntada sin hilo en la creación de ese lenguaje de los objetos tan propio del francés.

Y como una curiosidad más, descubrimos el primer viaje que Duchamp hizo por España en febrero de 1933 financiado por la millonaria americana Katherine Dreier, donde pasó por Málaga, Granada, Ronda, Sevilla, Toledo y Madrid. Quede claro que la fotografía, hecha en el Parque de María Luisa de Sevilla, es propiedad de la Yalle Collection of American Literature, Yale University-Connecticut, que fue la institución a la que miss Dreier donó sus colecciones.
Además, el libro reproduce dos dibujos de Dalí, inéditos hasta el momento, que ilustran la relación a tres bandas Dalí-Gala-Duchamp. Conste que si no los he traído por aquí no es por su contenido, sino por la contundente advertencia que se hace en el libro. Reconvención muy poco duchampiana, dicho sea de paso.





3 comentarios:

Joaquín dijo...

Entonces ya había palomas en el Parque. Las de hoy deben ser las bisnietas de las de la foto.

Alfaraz dijo...

Yo he echado de menos en la foto el puesto de los arvejones.

.

JL Martínez Hens dijo...

Te he vuelto a contestar en el blog de Suarez. Me interesa tu opinión clara sobre este personaje de la historia. Asimismo todavía espero esa interpretación tuya prometida sobre tu teoría joseantoniana y lo que pasó en aquellos días de Alicante. Mándamela por email si no quieres que salga en el blog.

jlmhens@terra.es