martes, 14 de julio de 2009

Llegarás por los calveros


Acabo de ver el último programa de Dragó, dedicado en este caso a Chicho Sánchez Ferlosio y uno , claro, al que recuerda aquí es al padre.
Ya se sabe que hace unos años Rafael Sánchez Mazas, disfrutó de unos minutos de vuelta a la gloria por el conocido libro de Javier Cercas Soldados de Salamina (2001) y la posterior versión cinematográfica. El argumento ambienta las últimas semanas de la Guerra Civil, cuando Barcelona está a punto de ser tomada por las tropas de Yagüe y en un acto desesperado los enemigos vacían de presos las cárceles por el efectivo método de la ráfaga de metralla. Sánchez Mazas se encuentra en el santuario de Santa María del Collell que ha sido convertido en prisión y se salva in extremis del fusilamiento masivo que se produce en el bosque que lo circunda.

Por otro lado, sobre la peripecia anterior de huida en la capital ya descubrimos el verano pasado la historia de una fotografía del escritor refugiado en la Embajada de Chile. Pero ahora, avanzando por el segundo tomo de los diarios del diplomático chileno Carlos Morla, me topo ayer con esta referencia al poeta correspondiente al 26 de Julio de 1937.

«En el Decanato la gente se arremolina, en el vestíbulo y en los salones de este palacio. Sánchez Mazas viene a hablar conmigo... Lo encuentro sucio y desgreñado, pero me dice que le ha vuelto la serenidad y que ha escrito tres libros. Me habla del fusilamiento de José Antonio Primo de Rivera. Supo que le "costaba tener que morir" y que tuvo un desfallecimiento, pero que reaccionó después... entonces regaló su gabardina y rogó que le limpiaran la sangre para que los suyos no le vieran así.
Todo esto es atroz. Sánchez Mazas me dice que tiene la impresión de que Federico García Lorca vive... »

Carlos Morla Lynch. ESPAÑA SUFRE. DIARIOS DE GUERRA EN EL MADRID REPUBLICANO. Ed. Renacimiento 2008. (Pag. 295)

Y por enlazar con el principio, conociendo desencuentros y diferencias entre el padre y el hijo, podríamos buscar un remoto punto de intersección y recordar que una de las canciones de Chicho cantaba, toma la letra de uno de los bellos y desconocidos versos de su padre. ¿Alguno de Sánchez Mazas no lo es?

Llegarás por los calveros
que se ven por la ventana,
señora blanca y lejana
de todos los caballeros.

Llegarás por los calveros
para llevarme a deshora,
blanca y última señora
de todos los caballeros.

Llegarás por los calveros,
calveros de mi encinal,
muerte, señora inmortal
de todos los caballeros.

Al final -siempre ocurre- sería la señora blanca y última la que se encargaría de igualar a padre e hijo.



.

11 comentarios:

Olga B. dijo...

"Industrias y andanzas de Alfanhuí" fue uno de mis primeros libros, pero no sabía nada del padre ¿abuelo de Máximo Pradera? Qué cosas.
Las redondillas son deliciosas en su forma, terribles en su fondo y... sí, desconocidas (al menos para mí).
Saludos, Alfaraz.
Buen verano.

enrique dijo...

Hace años vi salir de la cervecería Santa Bárbara a Rafael Sánchez Ferlosio; parecía un pobre de pedir.
Sabes de mi interés por Rafael Sánchez Mazas, muchas veces saciado gracias a esta ventana tuya. Jugosos pasajes leí en "la memoria cruel" de Marino Gómez-Santos, como bien sabes tú.

xGaztelu dijo...

Tío, eres un artista. Cuando leo tus entradas leo creación, y no solo crítica o comentario. Gracias,

xG

Alfaraz dijo...

Bien visto Olga, a mi me recordó aquellas Danzas de la Muerte medievales.
Pero no confundamos a Rafael Sánchez Ferlosio (apreciable novelista y ensayista que aburre a las ovejas más pacientes) con su hermano Chicho, cantautor a tiempo parcial y anarquista full-time.

Sé de lo que hablas Enrique; corbata abierta y arrastrando zapatos. En esos casos hay que darle limosna con disimulo para que la dignidad del Premio Cervantes no se vea afectada.

.

Henrique Viola dijo...

Esa hecatombre de presos con la que se finiquitó la república en Cataluña siempre me ha impresionado por desesperada e inútil. Mucho antes de Cercas la conocía Uno por '1 Millón de Muertos'.

Sin partidismos, sin moralina, está por hacer el relato (libro, película...) de ese Hundimiento a la Española.

enrique dijo...

Soldados de Salamina me gusto mucho. La película, bastante menos.
Hace años, en la feria del libro, estuve a punto de acercarme a Javier Cercas para preguntarle porqué en la portada de su libro aparece la imagen de un miliciano puño en alto, cuando el protagonista es un jerarca de La Falange. O sea, todo lo contrario.
Supongo que cosas de lo políticamente correcto...

Alfaraz dijo...

Don Henry, de lo de la película ya nos podemos ir olvidando ¿en país nos creemos que estamos?

De lo de la portada del libro habrá que culpar a la editorial, supongo.
En la película, de la manera más torticera, se convierte en héroe al miliciano que no dispara. Por si en algún momento hemos dudado de quiénes son los buenos y quienes los malos.

.

ONDA dijo...

Bien enlazados todos los personajes en este ilustrado minirelato.
De nuevo ese encuentro de seres algunos ya idos con otros presentes que son historia.
Pienso mucho en el enigma Jose Antonio.
Y bellísimo poema final.
Un abrazo mirando al Sur.

Alfaraz dijo...

Gracias Ignacio.
Ya esperamos tu crónica desde Sanlucar.

.

Alejandro Vázquez Ortiz dijo...

Chicho grabó una versión del poema -con el que finalizaba uno de sus discos: A Contratiempo-...

Le dejo aquí el link para cualquiera que quiera escucharla:

http://www.youtube.com/watch?v=7ysj8zOnInE

Alfaraz dijo...

Gracias Alejandro.
Conocía la canción, pero no esos duetos magníficos de Chicho y Amancio Prada que tienes en tu blog.

.