jueves, 4 de marzo de 2010

Cartelería


Habrá que reconocer cuanto antes que Luis Gordillo, el mejor artista contemporáneo español, no ha echado los restos en el cartel de este año para la Maestranza de Sevilla. Claro que eso le ocurre por no haber sido fiel a su propio estilo, pues hubiera servido, por ejemplo, una de las abstracciones interminables que tiene ahora expuestas en la galería Salvador Díaz.
Algo parecido le ocurrió el año pasado a Manuel Salinas, y ambos han reconocido sin ambages, sea dicho en su favor, que la responsabilidad del encargo ha hecho que en cierta manera cocinaran algo más del gusto común. Craso error, pues el cartel de Gordillo provocará la lógica división de opiniones: a unos le parecerá malo y a otros horroroso.

Pero los señores que critican este cartel por principio —sean de Sevilla o de Burgos— olvidan que Alfonso Grosso, (que sería su cartelista fetén) hace tiempo que cría malvas. Y tampoco es cuestión de encargárselo todos los años a Carmen Laffón.



.

5 comentarios:

Morgenrot dijo...

Me parece, estimado Alfaraz, que , simplemente, es diferente.

Demasiado vanguardista para una ciudad tan barroca y provinciana, pero quizás Sevilla necesite una cierta " modernización ".
Si lo miro en abstracto, no me parece feo.

P.s. he visto cosas peores...

Henrique Viola dijo...

En vez de ¿Mejor artista contemporáneo español? uno pondría ¿Mejor? ¿Artista? ¿Contemporáneo? y admitimos español sin mucho entusiasmo. Eso por Gordillo.

Por el cartel. Lo de siempre: Por intentar modernizar ese frasco de las esencias que es Sevilla, se le encarga el cartel de los toros al gremio de lo contemporáneo. Y mira tú por donde que desde que a uno le alcanza la memoria ningún modenno da el do de pecho en el afiche de marras y siempre queda en el estilo-quiero-y-no-puedo. Pero ahí de ti si te quejas, que entonces eres un carca y un fan del cartel de la semana santa.

Pues nada, a asistir al desfile de medianías, ponerse el nuevo traje del emperador y a alabar mampostas esplendentes.

Y ahora desprecíeme.

enrique dijo...

Ciertamente, yo también he contemplado cosas peores...

Alfaraz dijo...

Pues sí, Morgenrot, Enrique, hablando de carteles, para ver cosas peores no hay que irse muy lejos.

Claro que siempre habrá quien prefiera ese muestrario de figuras del museo de Madame Tussauds. No sabemos Don Henry con cual se quedaría.


.

Morgenrot dijo...

¡ Ja, ja... !, a cierta señora sólo le falta el caballero detrás.
El cartelito es cuasi dantesco, pero reír...provoca, provoca.