martes, 20 de marzo de 2007

Abogados y soberbia


¿Hay profesiones más dadas a la soberbia que otras? La voz popular dice que sí y arquitectos y abogados se llevan la palma. En una charla de ayer me lo confirmaron. A pesar de mi relación con el segundo colectivo, alguien hizo el favor de excluirme "-No tienes que darte por aludido, porque no ejerces". Por el bien de la Justicia española -pensé yo- pues nunca tuve esa vocación. Una vez salvado de la quema, recordé un episodio que protagonizó el impar Pepe Yanguas y leí hace un tiempo.

José de Yangüas y Messía (Vizconde de Santa Clara de Avedillo) pasaba por ser el mayor experto en Derecho Internacional de su época y Franco lo mandó como Embajador ante la Santa Sede para negociar el concordato de 1953. Allí -dicen- se supo ganar con su simpatía al mismísimo Pio XII.
Se comenta que en cierta recepción vaticana coincidieron ambos en el mismo corrillo departiendo con un grupo de personas, una de las cuales dio la noticia de que esa misma mañana había muerto repentinamente un conocido del grupo. El Papa Pacelli, impresionado por la noticia comentó "- qué cierto el dicho popular de que no somos nadie."
Dicen que el bueno de Yangüas, que asistía distraido a la charla saltó como un resorte "-Santidad, hable por usted : yo soy Abogado del Estado."




Imagen: Pio XII sale del Vaticano (1.956)

2 comentarios:

Terzio dijo...

Excelente la anécdota!

Así que cúrate y ponte vacuna contra la arrogancia abogacil : "Mundo, te cocozco!"---> http://www.redentoristas.org.ar/Congregaci%C3%B3n/Santos/Alfonso/AlfonsoVida.htm

Como verás en la anécdota de San Alfonso, esa vanagloria es de letrados non sanctos.

Y una duda: La foto de Pio XII, me parece que es de cuando estaba de Nuncio en Munich; o, a lo sumo, de sus primeros años de Secretario de Estado de Pio XI; la vestimenta de los acompañantes parece de los años 20 o anterior, y él mismo lleva puesta la muceta de armiño, o algo por el estilo.

+T.

Crisanto dijo...

jjaajaj
¡que bueno!
Sin embargo esto no es nada comparado con la soberbia y mala baba repugnante que se gastan ahora.
Sin ir mas lejos, varios casos:
- el tema del asesino De Juana.
- el tema del asesino Otegi.

¿para que mas datos?