jueves, 25 de septiembre de 2008

El hilo en el espejo

Probablemente sea Guillermo Pérez Villalta nuestro artista contemporaneo que más interés ha dedicado a las periferias del arte. Su pintura ya nos aporta claves en ese sentido; descriptiva y cargada de referencias históricas y mitológicas, muchas de las imágenes representadas en sus cuadros nos piden salir y hacerse útiles en nuestra cotidianidad.
Y como no podía ser menos, Guillermo, que sería el primero en oir aquellas voces, nos trae al bulto redondo no sólo muebles como la silla-quadriga o la estantería general-life, sino también sus proyectos de arquitectura. De estos últimos, el más representativo puede que sea el Kursaal de Algeciras, que tras 15 años en obras y contra todo pronóstico, las autoridades públicas se decidieron a terminar.

Ayer en la inauguración, comprobamos que los proyectos más antiguos -de los años 80 y 90- ya los conocíamos, y recordamos otra muestra visitada en el carmen de la Fundación Rodriguez-Acosta de Granada que me parece ser el precedente de esta misma. Eso nos demuestra que este arte ornamental no se trata de un oportunista interés comercial -como en tantos otros- sino que prueba el interés renacentista del tarifeño.




2 comentarios:

JL Martínez Hens dijo...

Me gusta mucho este autor. No se si conoces la escultura que hay en Granada con la que hubo mucha polémica. Ahora me parece que he visto que salen a subasta alguna obra gráfica suya, me parece que en Subastas Alcalá.

Alfaraz dijo...

Si conozco la escultura José Luis, lo que no conocía era la polémica.
De G.P.V. tengo un dibujo a tinta china que ya pasaré por aquí a ver que te parece.

.