martes, 14 de septiembre de 2010

Todo lo perdí


Todo lo perdí
en un golpe de dados:
sólo queda tu recuerdo
y días largos, muy largos...

Mas no perdí, que gané
sin embargo;
pues el poso de la vida
-lo logrado-
estudios, amores, bienes
-complejo dulce-amargo-
sin sentir, me iban haciendo
esclavo.

Cayeron los dados férreos,
de todo fui despojado:
sólo me quedaste tú
-tus labios lejanos-
y tu espíritu
libertado
que sólo desea
tus labios,
y, camino de la muerte,
días largos,
muy largos.

Luys Santa Marina. GANA-PIERDE, de Primavera en Chinchilla (Editorial Apolo, Barcelona 1939).

Desde su prisión del castillo de Chinchilla Santa Marina, como en los romances viejos, vuelve la vista al paisaje o, como en este caso, a la evocación de la amada. Ya se ve que tres condenas a muerte y el saberse con la vida pendiente de un cordel le hicieron volver al origen de su poesía. Por lo demás, en pérdidas y despojamientos Santa Marina era maestro y los bienes materiales de los que habla fueron tan escasos que en sus últimos años debió contar con la ayuda de los amigos cercanos, entre otros el propietario de esa fotografía.

La que subimos por aquí el año pasado ha sido bastante reproducida, y ahora compensaremos aquella de juventud con esta otra de Luys en sus últimos años. Es de 1975 y como aquel otro dibujo, también del archivo de D. José María Calzada Badía. Conste nuestra gratitud.





3 comentarios:

Angelus dijo...

Bello poema.

Olga Bernad dijo...

Se me pasó aquella entrada. Ahora, con el enlace, he podido leer también el texto de Juan Marqués.
El final del poema me parece brillante de una manera muy sencilla...

"y, camino de la muerte,
días largos,
muy largos."

Ssludos.

Anónimo dijo...

Debo recomendarte el librito DOS VIDAS ENCONTRADAS: LUYS SANTA MARINA Y MAX AUB de José Luis Gordillo Courcières, que podrás encontrar a precio de saldo en la librería París Valencia. Trabajan muy bien. Es posible que lo tengas, pero no lo he visto en tu (envidiada) biblioteca.
A.Agradec.