domingo, 11 de mayo de 2008

Torre de Valencia

¡Viva la amistad difusa! Esa amistad tangencial, provisional, efímera... pero muy generosa y orgullosa de mostrarnos lo que disfruta. Esa es la que nos ha permitido esta tarde de mayo conocer por dentro la Torre de Valencia.
Desde fuera la teníamos ya muy estudiada, cómo no. Y frente a polémicas pasadas tendremos que reivindicar de nuevo el disfrute de la verticalidad de este edificio y recordaremos que la perspectiva Cibeles-Torre de Valencia se interrumpe torpemente por la Puerta de Alcalá (¡Traslado YA!).

Obra de Javier Carvajal, se trata en realidad 4 torres independientes, pues cada una de ellas tiene su propia caja de escaleras y ascensores. Hay una sola vivienda por planta, excepto la situada más al oeste que ofrece dos apartamentos por piso. Está pensada como una planta de piezas agrupadas, característica del organicismo de su autor. Sus 94 metros de altura orienta las balconadas al cercano Parque del Retiro.
Desgraciadamente no pudimos subir a la azotea. Además de que la lluvia lo desaconseja, parece que el acceso está precintado por un litigio con la Comunidad de Madrid, al haber instalado allí una antena para difundir señales de Tv.

A pesar de que va a cumplir 40 años, comprobamos que se conserva bastante bien, aunque ahora leo que Javier Carvajal se queja de que hace unos años le modificaron los accesos comunes "Qué trabajo cuesta a los propietarios consultar las reformas con el autor de una obra singular? Yo les habría ayudado a encontrar o diseñar una nueva cancela, en lugar de la rutinaria reja instalada".

Mucho más grave que ese detalle me parece el hecho de que muchas de las terrazas han sido acristaladas por los propietarios, donde también han aprovechado para instalar los aparatos de aire acondicionado. A pesar de ello parece que -desgraciadamente- aún no se contempla la posibilidad de que estos propietarios sufran pena de prisión.







11 comentarios:

Morgenrot dijo...

Estuve en su interior de jovencita con unas amigas, fuimos a visitar a mi tío abuelo, que vivía allí.

Después, si mal no recuerdo, almorzamos en un restaurante que estaba , igualmente, en su interior.

Así que tu post me ha hecho recordar aquella mañana, con mis 15años, en Madrid, y lo que nos reímos con las historias que nos contaba mi querido tío.

Me gustó , y mucho, la torre de Valencia.

JL Martínez Hens dijo...

No conozco bien Valencia. Estuve una vez en vísperas de Falla y me lo pasé pipa pero no me acuerdo de haber visto este edificio.

Alfaraz dijo...

Mrgnrt: Olé los tio-abuelos rumbosos...y más si son heredables!

.

José L. la torre de Valencia está en Madrid, muy cerca del parque del Retiro, y estoy seguro de que la conoces.

.

enrique dijo...

Magnífico edificio en una situación privilegiada. Estoy contigo, la perspectiva de la Torre de Valencia, antaño tan polémica, se ha convertido por derecho propio en una de las mejores de la villa.
Javier Carvajal, extraordinario arquitecto, se quejó amargamente de que los habitantes de la torres acristalaran las terrazas, rompiendo totalmente con la composición ideada por el arquitecto.
Mal que se extiende por toda la ciudad, como podemos comprobar, y perfectamente aceptado por la autoridad munícipe.

Morgenrot dijo...

Alfaraz, lo mejor que me dejó mi tío abuelo fue su gran sentido del humor, su educación y capacidad crítica. Y sí, era " rumboso " como dices con tanta gracia.

Una vez, cuando vino a Sevilla, tenía yo unos 18 años, en casa de su hemana, mi abuela, murió de un ataque de asma delante de mí. Fue la primera vez que ví la muerte en directo.

Mi tío era un ser admirable y genial. Así que para mí,la Torre de Valencia no es sólo arquitectura admirable y vistas maravillosas, son recuerdos imborrables.
Gracias por tu post, un beso afectuoso

Alfaraz dijo...

Vaya Mrgnrt., me alegra haberte traído esos recuerdos familiares

.

Enrique, yo creo que esa esquina no se concibe sin la obra de Carvajal. Nada que ver con la "Torre del Retiro" de Gutierrez Soto, perfectamente prescindible.

.

enrique dijo...

Ciertamente, la torre del retiro no es la obra más significativa de Gutiérrez Soto, magnífico arquitecto por otra parte. Pero claro, para haber firmado 600 proyectos en toda su carrera, que uno no sea muy extraordinario se le puede perdonar.

Supongo que tendrá usted la guía de arquietctura de Madrid editada por el Colegio de Arquitectos de la Villa.

Alfaraz dijo...

Negativo.
Pero consulto mucho la versión web que es magnífica.

Muy de acuerdo con lo de Gutierrez Soto: me gusta los Carmelitas de Ayala, aunque el entorno evidentemente no acompañe.
Construyendo bloques de pisos creo yo que empeoró bastante.

.

jose dijo...

No hace mucho que descubrí la Torre de Valencia, pero ya supone un edificio muy importante para mí,
Creo que esta singular estructura supone un legado de lo que fueron los setenta en España, cada vez que observo su plano, con la distribución de las viviendas me quedo impresionado ante la maestría con la que Carvajal adaptó las viviendas al espacio,como si de un puzzle se tratara, pero sobre todo algo que por lo menos yo estoy poco acostumbrado a ver, un edificio que haga una total separación de la zona principal y la de servicio, hasta con ascensores de servicio indepenientes, por eso afirmo que refleja un modo de vida algo diferente al de ahora, a pesar de que se sigan haciendo estas divisiones, me intriga mucho que tipo de persona era la que tenía la suerte de haber vivido ahí por primera vez, yo mismo hubiera querido haber vivido de haber nacido antes, porque supone una escultura (fea o no fea) allá cada cual, por lo que el hecho de que ahora se diga de acabar con él me parece absurdo, considero lógico que se hubiera planteado en su momento, pero ahora como digo me parece un legado de lo que fue España, incluyendo la polémica que arrastró su construcción y la situación política y económica en el fin de la dictadura.
Opino que debe ser un placer vivir en una de los pisos que no han sido modificados, aunque se poco datos acerca de su tamaño, pero deben de superar los 300m o me quedo corto.

Alfaraz dijo...

Jose, leí que muchos de los propietarios de los pisos son arquitectos, eso debe querer decir algo.
Lo que no casa con las modificaciones tan chapuceras que ha sufrido el edificio, por cierto.


.

jose dijo...

Alfaraz, yo también conocia algo al repecto de los arquitectos, no obstante a pesar de las modificaciones chapuceras, opino que los interiores debe de tener una gran calidad de habitabilidad y amplitud, pero si yo fuera propietarios "liberaría" mi terraza. Creo que el edificio necesita que quiten esos cerramientos, y quizás una limpieza del hormigón de la fachada, aunque con ese tono envejecido tiene cierto misterio...