martes, 1 de julio de 2008

Opus Iustitiae Pax

Fue un 30 de Junio, pero de 2001, cuando esta fotografía se publicó en prensa. La noticia era la exclaustración de los 20 cartujos del Monasterio de la Defensión de Jerez de la Frontera y el obispo acudía a despedirlos a su casa.
La imagen -por eso la guardé- me pareció una mezcla entre un grabado de interior de Jiménez Aranda y un cuadro de Zurbarán.
Fray Pedro -no hace falta decirlo- aparece como uno de los monjes de "San Hugo en el refectorio ", concretamente el segundo que por la derecha está sentado a la mesa.
Por otra parte creo que dice mucho de la sencilla despedida de los hijos de San Bruno de un lugar al que llegaron por primera vez hace más de 500 años.

Aparte de todo lo anterior, traté bastante durante un tiempo a uno de los retratados y por correo me llega la noticia de un nuevo cambio de destino donde continuará sirviendo a la Iglesia. Habrá de seguir teniendo en cuenta que la Paz es Obra de la Justicia.






7 comentarios:

Terzio dijo...

Más valiera a nuestra Iglesia tener al cartujo de Obispo y al obispo en una Cartuja.

Los designios del Señor son inescrutables (y nosotros los "enrarecemos" todo lo que cabe por nuestra parte).

'

Joaquín dijo...

No he tratado a D. Juan del Río, aunque su paso como "capellán" (SADUS) de nuestra Universidad me lo hace muy cercano.

Joaquín dijo...

SARUS, quería decir ("Servicio de Asistencia Religiosa de la Universidad de Sevilla").

El SADUS es el servicio de deportes (lapsus freudiano).

Alfaraz dijo...

Al cartujo me lo imagino, caro Terzio, en la remota Cartuxa Brasileira poniendo tierra de por medio.
Rechazaría -supongamos- como el mismísimo san Bruno.


.

Alfaraz dijo...

Eso es Joaquín, el Sarus.
No lo traté yo ahí, pero en todos sitios desplegaba sus magníficas habilidades de "public relations". Algo muy necesario, a lo que se ve, en ciertos niveles.

.

JL Martínez Hens dijo...

Yo tuve el gusto de conocer bastante a Don Juan del Río y era una persona comprensiva, abierta y que no se sabía si era tradicional o más bien un sacerdote abierto, por lo que creo que conseguía caerle bien a todo el mundo. De hecho, yo nunca fui de comunión diaria y recuerdo que en esa época solía unirme a un grupo para rezar por las mañanas a las 8:30 y muchas veces iba a la misa de 13:30

Espero que el destino del Obispo sean las tierras malagueñas donde habito, aunque si es así creo que será un contraste importante, ya que Sevilla y Jerez tienen cierto parecido, pero nada que ver con Málaga.

Alfaraz dijo...

Casi, casi José Luis porque el destino del Obispo serán tierra madrileñas. Lo han nombrado Arzobispo Castrense.

Muy buena tu distinción entre sacerdotes tradicionales y sacerdotes abiertos (y supongo entre los que son progresistas y los que son cerrados). Esa la tienes que patentar cuanto antes.

.